info@mecemsa.es 965 26 96 96
Noticias

El futuro de la web está en el móvil. El 40% del comercio online del 2015 fueron compras realizadas a través de Smartphones y tablets por lo que es fundamental que las empresas lancen versiones adaptadas a estos dispositivos, web móvil o APPs, ya que de lo contrario tendrán problemas para adaptarse al mercado en auge y a las preferencias de los posibles consumidores. Como ya no se plantea como una opción disponer de una web corporativa o e-commerce adaptado, ahora la duda es la siguiente:

 ¿Adaptamos la web a los Smartphones o diseñamos una APP?

En el mejor de los casos, lo ideal es disponer de las dos plataformas. Así nos aseguraremos de que el usuario cuando acceda; bien desde el navegador o se descargue nuestra aplicación, le ofreceremos siempre la información con una correcta visualización y dispondrá de todas las funcionalidades.

 Sin embargo, por limitaciones de recursos muchas empresas deben elegir una de las alternativas y es importante que escojan las que mejor se adapte a sus necesidades. A nivel de diseño pueden ser idénticas pero a nivel de funcionamiento y configuración son muy diferentes.

Diferencias entre sitio web móvil y APP

Una web móvil consiste en adaptar el diseño a la vista de los diferentes dispositivos y para acceder, los usuarios tendrían que hacerlo desde el navegador. Una APP es la aplicación que descargan los usuarios en un Market place (como la App Store de Apple), para ello debemos contar con el almacenamiento de los usuarios, con la publicidad y posicionamiento que se le da dentro del Market place y de cumplir las condiciones y requisitos para que nos la publiquen.

Entonces, ¿Qué le interesa a mi empresa?

Debemos tener en cuenta que una web móvil es la opción más económica porque se trata de una adaptación y una APP es un desarrollo desde cero. Pero lo más importante es conocer para qué la van a usar nuestros clientes y poder elegir la opción que mejor se adapte a sus necesidades.

En el caso de una web móvil, debemos contar con una característica fundamental y es que podemos trabajar el SEO, lo que implica tener un mayor alcance. En las APPs debemos tener en cuenta la limitación que supone el tener que descargarla y tener que pagar por mantenerla en las plataformas.

Sin embargo, el caso de una APP la accesibilidad es muy superior y si ofreces un servicio que requiere que tus usuarios estén conectados es más factible disponer de esta tecnología. Además el rendimiento y usabilidad también es muy superior porque es un sistema que se ha desarrollado para soportar unas imágenes y funcionalidades específicas. En una web móvil, dependeremos de la velocidad de carga de internet del usuario.

En definitiva, las empresas actuales no solo deben tener páginas webs, sino también webs adaptadas a los dispositivos móviles para poder llegar a sus usuarios y posibles consumidores. Para escoger la mejor opción, tendrán que pensar en las necesidades de su público y sus objetivos empresariales. En Mecemsa somos expertos en el desarrollo de APPs y en la adaptación de webs a versiones móviles. Contacta con nosotros para más información.


Llámanos ahora   965 26 96 96