La seguridad de las redes WiFi comprometida: protocolo WPA2 hackeado - Mecemsa Consultores
info@mecemsa.es 965 26 96 96
Noticias

Cada vez es más frecuente que las conexiones se realicen de forma inalámbrica, por lo que proteger las redes Wifi se ha convertido en una necesidad entre las empresas, ya que de no hacerlo la información podría verse perjudicada si su red sufriese cualquier tipo de ataque.
Recientemente, el protocolo WPA2 ha sido hackeado, por lo que es importante garantizar que nuestros datos estén a salvo. Unos errores detectados en el núcleo del protocolo WPA2 podría dejar expuestas las conexiones que se realizan a través de tu Wifi, lo que provoca que si un atacante accede a nuestra red podría interceptar todo el tráfico que pasa entre los ordenadores y los puntos de acceso.

Cómo afecta la vulnerabilidad

Las información publicada al respecto indica que el crack parece aprovecharse del handshake a cuatro vías que se utiliza la primera vez que te conectas a una red con uan red WiFi, y mediante la que se establecen las claves con las que se cifra tu tráfico.

Durante el tercero de estos pasos la clave puede reenviarse múltiples veces, y las vulnerabilidades hacen que reenviándolas de determinadas maneras se puede socavar completamente el cifrado de la conexión. De esta manera, un atacante que esté físicamente cerca de tu red o router podría robarte la contraseña de la WiFi, consultar tu actividad en Internet, interceptar conexiones sin encriptar

Los investigadores ya han advertido a las empresas que les venden los puntos de acceso a corporaciones y gobiernos de la vulnerabilidad, de manera que estos ya han tenido tiempo para parchearlas o mitigarlas de manera que desvelarlas no suponga un peligro de seguridad para ellos. Sin embargo, los parches podrían tardar en llegar a nivel doméstico.

De momento no se han podido confirmar estas informaciones, por lo que habrá que esperar a que se publiquen más datos en las próximas horas. Eso sí, si una vez desvelada la información se confirma que los ataques de derivación de cifrado son fáciles de realizar en el protocolo WPA2, en pocos días los atacantes podrían empezar a espiar el tráfico de las WiFi cercanas.

En qué te podría afectar

Realmente estamos ante un problema bastante serio, pero no debe cundir el pánico. Para empezar, si alguien quiere explotar esta vulnerabilidad tiene que estar físicamente cerca de tu ordenador, por lo que cualquier cracker de Internet no podrá entrar en él. Y aunque lo haga sólo podrá acceder a información que esté desprotegida en tu red.

Y es que hay mucha otra información privada que no delega en los protocolos de WPA2. Por ejemplo, cada vez que entras en una web protegida con HTTPS tu navegador “negocia” una capa de cifrado independiente. Esto quiere decir que aunque tu WiFi se vea comprometida, la información que intercambies con webs seguras seguirá estando protegida.

En cualquier caso, no deja de ser un problema serio. Mediante estas vulnerabilidades se podrían interrumpir comunicaciones existentes dentro de una red, e incluso se podrían suplantar los otros nodos de una red. Vamos, que aunque no puedan entrar a la web de tu banco que estás mirando, sí que puede acceder a otros datos menos protegidos en tu red doméstica, y esto puede ser un serio problema a nivel empresarial.

Lo más probable ahora es que tu proveedor de router tenga que lanzar un parche de seguridad para solucionar estas vulnerabilidades. Hasta entonces, presta atención a todos los dispositivos conectados a la red y que envíen datos, ya que cualquier aparato smart-home puede ser susceptible de estas vulnerabilidades. Desde un altavoz hasta un termostato. De momento Microsoft ya ha actualizado Windows 10 para evitar este fallo, o sea que toca actualizar.


Llámanos ahora   965 26 96 96